Battle on middle east for Eagle Warriors

ENCUENTRO29.COM



Lunes 1 de junio de 2020/Efraín Kleriga/MXpress. –México ya vive la mayor crisis económica de su historia, mientras el gobierno de Andrés Manuel López Obrador considera que, con un paquete de empleos temporales, informales en su mayoría, y con ayudas sociales temporales, se amortiguará la caída.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía reveló que en abril "la población no ocupada con disponibilidad para trabajar, pero sin buscar activamente un empleo, pasó de 5.9 millones en marzo de 2020, a 20 millones de personas"

"La población informal salió del mercado de trabajo siendo ahora población no económicamente activa con disponibilidad para trabajar. Esta disminución también refleja la suspensión temporal de actividades y la espera de retomarlas", dice Inegi.

"La población ocupada que tienen la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual les demanda pasó de 5.1 millones de personas en marzo de 2020 a 11 millones  en abril del mismo año, equivalente a una tasa de subocupación de 25.4%. El valor en el mes de abril se traduce en un incremento de 5.9 millones de personas subocupadas, esto es, 16.3 puntos porcentuales más respecto a marzo"—Inegi—

Los pronósticos sobre el producto interno bruto siguen ajustándose a la baja y las perspectivas de que llegue a haber problemas financieros que hacen peligrar la seguridad alimentaria, mientras que la caída de precios en el mercado internacional y la retracción de las exportaciones mexicanas pueden golpear especialmente los empleos mejor pagados.

Las expectativas sobre la economía de México pasaron en cinco meses de malas a peores: En enero los expertos en finanzas del sector privado pronosticaban un modesto crecimiento del 1.0 por ciento, ahora en junio vaticinan una contracción entre (-)8.0 y (-)8.4 por ciento del producto interno bruto.

"Para 2021, los analistas asignaron la mayor probabilidad al intervalo de 2.0 a 2.4 por ciento", afirma la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, publicada este lunes por el Banxico.

Las posibilidades de que llegue a faltar liquidez para la compra de millones de toneladas de granos no es tan irreal, y mientras la prometida autosuficiencia alimentaria del presidente Andrés Manuel López Obrador no llegó, las exportaciones del agro mexicano que soportaron en 2019, todavía en números negros, la importación de tres mil 100 millones de maíz, se podrían quedar sin mercado.

"México y Centroamérica están expuestos a la contracción de la economía de los Estados Unidos también a través la reducción de las remesas de los migrantes; en el caso de México se agrega la caída del precio del petróleo", dice un estudio elaborado por la Cepal.

El estudio de Comisión Económica para América Latina y el  Caribe (CEPAL) solicitado por el Gobierno de México, considera que las exportaciones no petroleras de México pueden caer hasta en un 11.6 por ciento por efecto de  la desaceleración de la economía de los Estados Unidos.

Pero además las finanzas públicas sufrirán  un fuerte impacto por la caída del precio del petróleo y según la Cepal una contracción de (-)6.5 del PIB y un fuerte deterioro del empleo, especialmente de los mejor pagados en las manufacturas y el turismo

Los expertos consideran que en el segundo trimestre del año la caída de la economía no será menos de (-)7.9 por ciento y podría llegar a (-)14.1 por ciento, lo que sería una caída histórica.

En  mayo el pronóstico de los expertos de la iniciativa privada consultados por el Banxico era de intervalo de (-)7.5 a (-)7.9 por ciento de crecimiento del PIB, pero  la  incertidumbre como 2021, persiste en los pronósticos.

La crisis que sufre la región en 2020, con una caída del PIB del 5,3%, será la peor en toda su historia. Para encontrar una contracción de magnitud comparable hace falta retroceder hasta la Gran Depresión de la década de 1930 (-5%) o, más aún, hasta 1914 (-4,9%). —Cepal—

Nunca México había tenido cinco trimestres consecutivos con decrecimiento, y todo indica que al segundo trimestre de 2020 se sumaran los dos restantes y quizá los dos primeros de 2021.

Aunque la Cepal le recomendó a México "suministrar un estímulo fiscal de un monto suficiente para apoyar los servicios de salud y proteger los ingresos y los empleos", el presidente López no lo hará porque cree que su plan de recortar el gasto público es mejor.

Aunque México y Brasil son los únicos países que tienen líneas de crédito con el Banco Mundial, en el caso de nuestro país por 61 mil millones de dólares, López ha dicho que no usará este crédito con el que podría haber garantizado el empleo de docenas de miles de personas.

En 1932, en plena Gran Depresión y en un país básicamente rural, con una población analfabeta en un 80 por ciento, el descontento por el mal manejo de la crisis por parte del presidente Pascual Ortiz Rubio, este fue orillado a renunciar al cargo.

Ortiz Rubio fue el primer presidente del Partido Nacional Revolucionario, organismo que luego cambiaría sus siglas a Partido de la Revolución Mexicana, para quedar finalmente en partido Revolucionario Institucional en 1946.

COMENTARIOS