Battle on middle east for Eagle Warriors

ENCUENTRO29.COM



POR FERNANDO RUIZ DEL CASTILLO

 

En política, los símbolos cuentan.

Y cuentan mucho.

Porque igual pueden contarnos algo relacionado con la unidad, la fraternidad, la amistad y la hermandad, que pretenden deslizar una advertencia o bien, hasta una amenaza.

A nivel nacional tenemos el ejemplo del presidente Andrés Manuel López Obrador y el uso constante de la imagen del avión presidencial en su discurso en contra de la corrupción.

Lo mismo la ha utilizado para denostar el "faraónico" gasto de la administración Enrique Peña Nieto que para promover la venta de los cachitos para el sorteo de un avión que finalmente no se sorteará pero que se entregará parte de su equivalente en efectivo entre 200 afortunados mexicanos.

La imagen del avión presidencial se ha convertido en un símbolo cuyo uso mediático constante se ha convertido en un activo para la contabilidad del presidente de la República.

Igual ocurre a nivel local cuando un político desea mandar un mensaje con la fuerza y claridad suficiente para que el destinatario y los políticos en general lo entiendan, actúen o se atengan a las consecuencias.

Recordará usted que apenas en nuestra colaboración anterior titulada "Aquí está el gobernador, pero el que manda es su asesor", citábamos la influencia que sobre las acciones y determinaciones del gobernador Jaime Bonilla tiene el exgobernador Xicoténcatl Leyva Mortera, de tal forma que hay quienes consideran al propio jefe del Ejecutivo en funciones reales de una especie de vicegobernador.

https://www.encuentro29.com/i/vernoticias/188392/640#.XkQrWGzaiUk


Pues, por si teníamos alguna duda, basta observar la fotografía que ilustra este comentario para confirmar mucho de lo que aquí hemos escrito.

En ella aparecen, al centro, Xico Leyva Mortera acompañado nada más y nada menos que del titular del Instituto de Servicios de Salud de Baja California (Isesalud), Óscar Alfonso Pérez Rico, y atrás de ambos el sobrino preferido, candidato a la presidencia estatal de Morena en el Estado y heredero político natural del exgobernador del Estado, Rafael Leyva Pérez.

Esta no es una simple fotografía tomada para recuerdo de una reunión amistosa, sino que es un símbolo con un mensaje fuerte y directo para dejar muy claro sobre quien es el que manda en Baja California.

La hipótesis toma fuerza cuando, con insistencia, empieza a correr la versión de la próxima salida del titular de Isesalud, un personaje del que en la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social todavía se preguntan cómo es posible que haya sido invitado por el gobernador para tan importante cargo.

La respuesta está en la foto:

Por la influencia e impulso de Xico Leyva Mortera, así como de Rafael Leyva Pérez, primo hermano del secretario de Isesalud, que gusta de aparecer en todos los eventos públicos luciendo su vestuario profesional, de tal manera que ya es conocido en el sector salud como #LordBatitas.

Si el gobernador Bonilla no ha sido informado o, cegado de poder, se niega a aceptarlo, la evidencia está en el símbolo que muestra a un verdadero animal político que, aunque lo niegue y otros no quieran aceptarlo, está de regreso con más influencia tal vez que el propio jefe del Ejecutivo.

El mensaje es: Esta es mi gente y con ella nadie se mete….te lo digo Salvador para que lo entiendas Jaime.

Xico Leyva no está dispuesto a ceder el poder que, por amistad, respeto o generosidad, le ha sido otorgado por el gobernador Bonilla Valdez quien parece ser no ha entendido, como sí lo sabe Leyva Mortera, que el poder se ejerce, no se comparte.

 

Email: [email protected]

twitter: @encuentro29

FB: Fernando Ruiz del Castillo

COMENTARIOS