Battle on middle east for Eagle Warriors

ENCUENTRO29.COM




Por Fernando Ruiz del Castillo


 

Hasta Tijuana fueron, ordenaditos y cambiaditos. Algunos hasta bolearon sus zapatos antes de llegar a la cita.

Al menos, si su rostro no reflejaba alegría, querían lucir lo mejor posible. No [email protected] lo lograron porque nomás no quieren o no les interesa su aspecto personal. Después de todo, aunque tengan cheque de fifí, tienen que seguir pareciendo chairos.

Era una cita con el gobernador Jaime Bonilla Valdez en la que, oficialmente se trataba de una visita de cortesía con motivo del inicio del Año pero extraoficialmente lo cierto es que se buscaba un poco de "calor" del Jefe del Ejecutivo.

Sensibles ellos y ellas, ya no aguantan los comentarios negativos que por su entreguista actuación con respecto a la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2020.

Y es que, con mucha razón, las críticas por la creación de nuevos impuestos y los aumentos en otros gravámenes ya establecidos se enfocaron principalmente contra el Poder Legislativo (o Vegetativo), aunque, como es sabido, la propuesta llega siempre del Poder Ejecutivo.

Pero como ya sabía a lo que venían, el gobernador Bonilla les pegó una palmadita en la espalda y los llamó a hacer concha ante las críticas que han recibido y, no se los dijo, pero aquí se los adelantamos, tengan la certeza de que arreciarán en las próximas semanas.

El jefe del Ejecutivo Estatal, según el comunicado de prensa oficial, se fue con todo para defender su propuesta de nuevos impuestos y aumentos en varios más porque se trata, insistió, de "hacer y ser un gobierno distinto, que beneficie a las mayorías de Baja California".

¿What?

¿Creando una serie de impuestos y aumentando otros "en lo oscurito" es como se hace un gobierno distinto, cuando es lo mismo que hicieron mucho antes e intentaron hacerlo en el pasado reciente?

Por supuesto, y ayer lo advirtieron los empresarios e industriales de diversas partes del Estado, cualquier aumento en los impuestos tarde que temprano afectará a esas mayorías de bajacalifornianos que Bonilla Valdez supone resultarán beneficiados.

La posición del jefe del Ejecutivo Estatal no abona en nada a la construcción de una sociedad más equilibrada y sí, en cambio, confronta y polariza su relación con una parte importante del sector productivo estatal y con la sociedad en general.

Cierto, son tiempos de definiciones y ser legislador implica una gran responsabilidad de velar por los intereses de las mayorías, en especial de los que menos tienen y por años han sufrido de marginación y abandono gubernamental, domo les digo el gobernador.

Pero los legisladores de Morena que no alcanzaron a leer las iniciativas de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2020 del Gobierno del Estado de Baja California, seguramente ni siquiera tuvieron oportunidad de visualizar en sus estrechas mentes alguna forma de atender el interés de los bajacalifornianos.

No se si los diputados Miriam Cano, Víctor Moran, Juan Manuel Molina, Eva Rodríguez, Carmen Hernández, Monserrat Caballero, Víctor Navarro, Julia González, Araceli Geraldo, Rosina del Villar, Ramón Vazquez y Juan Meléndrez salieron stisfechos de la reunión con el Gobernador del Estado, pero si tuvieran un poco de dignidad se habrán dado cuenta de que una actitud servil en nada abona a la dignificación de la institución que representan y mucho menos al necesario equilibrio de los poderes.

Fueron por lana y salieron trasquilados.

Quisieron un poco de calor gubernamental  y los regresaron con una gran carga de resignación para que aguanten vara porque, seguramente, vendrán cosas peores.

Fue una reunión en la que jamás se asomó la autocrítica y se evidenció, una vez más, que la autocracia comienza a ser el signo preocupante del actual gobierno.

Hasta mañana.

 

PD.- Según la exsecretaria del Bienestar Social, Cynthia García Soberanes, hasta el momento la Secretaria de la Función Pública, Vicenta Espinoza, no tiene ninguna carpeta abierta en su contra y ni siquiera la han llamado a aclarar su situación tras el escándalo de los "moches" en el que también se involucró al exoficial Mayor Jesús Núñez.

Pues le adelantamos que si Vicenta no ha dado seguimiento a este asunto, el Dr. Alonso Óscar Pérez Rico podrá estar tranquilo. Y es que mientras la dama permanezca en el cargo, el galeno que gusta utilizar su impecable bata médica en todos los eventos sociales, jamás será molestado ni con el pétalo de un citatorio. ¿Qué por qué lo aseguramos?

Aquí se lo contaremos.

COMENTARIOS