Por Juan Enrique "Pájaro" González

 

Todo es cuestión de Enfoques. En la medida que el virus del COVID 19 fue avanzando no solamente como noticia, sino como una situación real y cercana, fue entonces que la sociedad pudo valorar quienes, si se preocupan y quienes solo declaran, al existir un enorme vacío entre el decir y el hacer. Hemos llegado a 14 semanas de permanecer en asilamiento responsable, tiempo durante el cual han estado cerradas unidades deportivas, restaurantes, centros laborales y oficinas públicas, en algunas áreas los responsables han establecido medidas de seguridad e higiene acordes a las dictadas por la Organización Mundial de Salud, lo que ha permitido regresar a una nueva normalidad.  

Otras áreas se cerraron al público con la finalidad de mitigar la dispersión y transmisión del virus, por lo que después de 3 meses es esencial que regresen a la nueva normalidad, al respecto en este tiempo las autoridades ya deberían haber elaborado un plan de salud que establezca el protocolo a seguir, tanto para los servidores públicos y los usuarios. En consecuencia, al no existir un plan escrito que atienda estas necesidades, la situación comienza a complicarse para todas las partes involucradas, principalmente en el aspecto económico ya que la vida sigue su curso, las familias deben de alimentarse, atender necesidades básicas y cubrir los recibos de energía eléctrica, el cual se sigue cobrando y no hay ninguna consideración al respecto. Todos tenemos que cubrir estos aspectos y estamos preocupados ante la falta de un rumbo claro.

El Gobierno Federal determinó establecer la figura de una Emergencia Sanitaria, cuando el concepto jurídico correcto es Contingencia, desde aquí estamos comenzando mal. Acto seguido el Consejo de Salubridad delimitó hace 3 meses que actividades son esenciales, en las que se resalta "la procuración e impartición de justicia", pero desde entonces las oficinas han permanecido cerradas y parcialmente abiertas. En este punto los abogados de Mexicali y Tijuana han expresado que los Juzgados ya deberían haber implementado un programa de reactivación atendiendo a la Emergencia, con las medidas sanitarias para evitar riesgos y contagios, guardando la sana distancia y el resguardo responsable, en oficinas o en casa, no en plan vacacional. Sin embargo, después de las manifestaciones ninguna autoridad judicial se ha comunicado para conocer cuáles son sus puntos y llegar a un acuerdo.

Existe una preocupación real de parte de los 3 sectores que integran la procuración e impartición de justicia, que en el caso de los Juzgados son los Magistrados, los empleados de confianza y los de base, sobre cuales van a ser las medidas que se van a implementar para el regreso a la nueva normalidad y quien les va a proporcionar el equipo de calidad para evitar contagios. Tomemos en cuenta el caso de los doctores y enfermeras, que se vieron en la necesidad de promover un amparo para comenzar a trabajar hasta en tanto que el IMSS les proporcionará los elementos necesarios. Así como tuvo que aparecer el video en redes sociales de una persona famosa, para que las autoridades voltearan y pusieran atención en el tema, de igual manera se expresaron los Abogados para que las autoridades reconsiderarán el regreso a la nueva normalidad este 1ro de Julio, o bien, hasta después del periodo vacacional, que es la fecha que determina el decreto presidencial para que se reactive el Gobierno Federal.

Notas al Vuelo: Por la Pandemia, AIRNBB perdió todo…Todo sube y nada viaja y el pelón viaja y viaja…Se aprueba la Ley Olimpia en defensa de las mujeres….Este Pajarillo Sigue Volando.  

Analista político desde 1992, académico, Chico Nice, con formación en el servicio público.

COMENTARIOS