SSSSSSSS… Pese a que la generación de empleos a nivel nacional cayó en enero pasado un 27 por ciento en comparación con el mismo período, pero de 2019, Sonora se colocó en el cuarto lugar en este rubro durante los primeros 30 días de este 2020, con 9,510 nuevos espacios laborales creados, según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).  El pasado miércoles el IMSS publicó que fueron 68,955os los nuevos empleos generados en el primer mes del año en todo el país, lo que significa que el 13.7 por ciento de esos espacios laborales, se registraron sólo en Sonora.

Así, nuestra entidad se coloca en el cuarto lugar nacional en generación de empleos, después de Baja California, Nuevo León y Jalisco, estados altamente competitivos que se caracterizan por su dinamismo económico.

Pero no sólo eso, sino que por otra parte, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que presenta trimestralmente el INEGI, Sonora cerró con estabilidad su mercado laboral en 2019, al registrar una tasa de desempleo del 3.8 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA).

Esto significa que del total de 1.455,901 millones de personas que representan la PEA, 56,75o personas manifiestan estar en busca de empleo o bien que no desempeñan una actividad productiva fija.

Otros indicadores nos muestran tiene una de las tasas más bajas de ocupación en el sector informar a nivel nacional, con solo un 17.9 por ciento de la PEA, lo que contrasta con el 27.4 por ciento que se reporta a nivel nacional.

Además, en Sonora 64 por ciento del total de su población de 15 años o más participa en la economía , lo que también la ubica por encima del 60 por ciento de lo que se registra a nivel país.

En opinión del Secretario de Economía, Jorge Vidal Ahumada, no es poca cosa cerrar el año pasado con una tasa de desempleo estable y mucho menos que de las 32 entidades, sólo cuatro de ellas incluida Sonora, hayan sacado la chamba en el rubro de nuevas fuentes de empleos generadas a nivel nacional; y más aún,  que solamente nuestra entidad haya aportado casi el 14 por ciento, lo cual sin duda es muestra de la confianza de los inversionistas mexicanos y extranjeros en el gobierno que encabeza Claudia Pavlovich y de las facilidades que ofrece del estado, como el recurso del agua, energía solar, conectividad, logística y gas, bases que se han fortalecido en esta administración. Y ni quien lo desmienta.

Pero más allá de que Sonora está haciendo la hombrada de sacar adelante sus indicadores, la realidad es que el país se debate en el estertor de NO crecimiento de su economía, la falta precisamente de empleos, la violencia y la criminalidad que despliegan las bandas delincuenciales sin el menor cortapisa ante la ineptitud de los responsables de esa área; la irritación social por la falta de energía para castigar a los corruptos; el fracaso de los Programas del Bienestar a nivel nacional y ni se diga estatal, entre otros muchos factores.

Porque es casi catastrófico que la generación de empleos a nivel nacional haya caído en enero en casi un 30 por ciento y que ni siquiera se hayan llegado a 70 mil las nuevas fuentes de trabajo creadas cuando la expectativa es de al menos 125 mil por mes.

Y así como hemos sido poco a poco arrastrados por la vorágine de la violencia criminal que ahoga a todo el país, mientras aquí en Sonora la Mesa para la Construcción de la Paz y La Carabina de Ambrosio es la misma cosa, no nos extrañe que esa parálisis que poco a poco inmoviliza a México, nos termine de afectar y nos cargue el payaso, como se dice coloquialmente.

Mientras el Jefe de esta Nación se entretiene con su rifa y blandiendo tremendo garrote obligando a los capitostes de la iniciativa privada a apoquinar una pizcacha del dinero que le han escamoteado al Gobierno en impuestos y a sus trabajadores a lo largo de décadas, a cambio de quién sabe qué arreglos hayan llegado con el Mero Chipocludo.

Qué bueno que Sonora saque la chamba a golpe de sol y de agua; lástima que tarde que temprano nos arrastrará la Cuarta Transformación.


SSSSSSS… La Gobernadora Claudia Pavlovich, junto a los mandatarios Miguel Ángel Riquelme Solís  de Coahuila; José Ignacio Peralta Sánchez de Colima; Héctor Astudillo Flores, de Guerrero; Omar Fayat Meneses, de Hidalgo; Alfredo del Mazo Maza, de Estado de México; Alejandro Murat  Hinojosa, de Oaxaca y Marco Antonio Mena Rodríguez, de Tlaxcala, sostuvieron una reunión con el Gabinete de Seguridad integrado por los secretarios de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño; de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval González, y el consejero Jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer Ibarra.

También presentes, el Almirante Rosendo Jesús Escalante Ilizaliturri, jefe del Estado Mayor General de la Armada; Ricardo Mejía Berdeja y Alejandro Robledo Carretero, subsecretarios de Seguridad Pública, y de Planeación, Prevención, Protección Civil y Construcción de Paz, respectivamente; Audomaro Martínez Zapata, director general del Centro Nacional de Inteligencia; Luis Rodríguez Bucio, comandante de la Guardia Nacional.

Además, Leonel Cota Montaño, titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; y José Ángel Ávila Pérez, comisionado del Órgano Administrativo Prevención y Readaptación Social. Lista muy larga.

Se supone que el encuentro tuvo el propósito de reforzar las acciones y estrategias de seguridad, en busca de salvaguardar la paz en el país; y se asegura que todos los allí reunidos coincidieron en que para atender cualquier desafío es necesaria la coordinación de los tres órdenes de gobierno y que  ratificaron su compromiso de "respetar el ámbito de la seguridad como un espacio de neutralidad política". (Por enésima vez con ese rollo).

Sobre este último punto, Usted ha de recordar que cada que pueden los jerarcas de la seguridad a nivel nacional salen con el cuento de que no hay que "partidizar" el tema de la seguridad. ¡Pero, por supuesto que sí! ¿Por qué no habría alguien de hacerlo?

Si cuando estaba el PRI, la culpa se la echaron a los priistas los de la oposición; cuando arribó el PAN, ellos asumieron la culpabilidad; después regresó el tricolor y el linchamiento por parte de las "fuerzas democráticas" fue total  y los del Gobierno asumieron siempre su responsabilidad

Ahora toca el turno a los del partido MORENA de ser los mandamases y no hay razón para seguir endosándole a los que se fueron la culpa de la inacción, la blandura y el temor de este Gobierno Federal a quedar mal con el Pueblo Bueno y Sabio, involucrado en actividades criminales en muchas regiones del país, adonde las fuerzas federales tienen prohibido el paso y su presencia.  Son ellos los responsables y tarde que temprano terminará por regresárseles y golpearles como un bumerang político la violencia y la criminalidad no resueltas.  

Mire nomás los temas que dizque se trataron durante la importante reunión.

-El fortalecimiento de las mesas de seguridad estatales y regionales para un mejor aprovechamiento de las fuerzas federales.

-Actualizar la información en Plataforma México para eficientar los trabajos de judicialización.

-Apoyo de las entidades federativas para la adquisición de terrenos donde se construirán las instalaciones de la Guardia Nacional.

Y están mucho mejores los acuerdos a los que se llegaron.

-Trabajar una estrategia para atender el delito de extorsión y priorizar la judicialización de los casos;

-Definir mecanismos con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública para la compra consolidada de equipamiento policial y optimizar los recursos financieros disponibles.

-Realizar reuniones periódicas para evaluar resultados.

Pero con mil demonios, ¿Qué no se ha dicho eso hasta el cansancio ya, a nivel central y en reuniones regionales realizados de preferencia en espacios paradisíacos?

Los amantes de la numeralia seguro saben cuántas de estas reuniones se han efectuado y que se sepa no ha habido avance alguno en el combate a la delincuencia. De hecho, no han servido para nada y a lo mismo llegaron una vez más.

Mientras, las ejecuciones, los secuestros, el narcoterror y todo tipo de crímenes se están quedando impunes. Pero, recuerde: "No hay que "partidizar" el tema de la seguridad".

COMENTARIOS