Dr. Shivago
[email protected] 

De plano, como diría mi amá, esto ya es el colmo.

Ahora resulta que será hasta diciembre de este año, sí, hasta diciembre próximo, cuando el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) esté en condiciones garantizar servicio médico y medicinas gratuitas a poco más de la mitad de la población que carece de seguridad social; es decir, ni siquiera al 100% de quienes estén en esta situación.

Así lo reveló ayer el prejidente, Andrés Manuel López Obrador durante su somnolienta conferencia de prensa mañanera.

Y es aquí donde el grueso de la población mexicana se pregunta: ¿y entonces para qué carambas desaparecieron el Seguro Popular?, si todavía no tenían la certeza de garantizar tal servicio médico por medio del Insabi.

"Es un compromiso que se tiene que cumplir. Se les va a garantizar ese derecho, para eso se creó el Insabi y se está llevando una reorganización del sistema de salud pública", recalcó ayer AMLO para intentar salir al paso a las críticas que ha recibido el arranque de su programa estrella de asistencia social médica y hospitalaria.

<img src="https://i0.wp.com/marquesina.mx/wp-content/uploads/2020/01/Protestas-Seguro-Popular.jpeg?resize=300%2C188&#038;ssl=1" alt="" class="wp-image-275138" width="300" height="188" data-recalc-dims="1" />

Desgraciadamente, todo es cosa de navegar en las benditas redes sociales para encontrar, diariamente, desgarradores testimonios de gente humilde, representantes del pueblo bueno y sabio, que lamenta que a partir del 1 de enero pasado, fecha en que entró en vigencia el Insabi y desapareció el Seguro Popular, ha pasado de pagar cuotas no mayores a 70 pesos por hospitalización diaria, a cobros por encima de los 700 pesos diarios, además de la suspensión de cirugías y la constante carencia de medicinas.

¿Dónde está el beneficio de desaparecer un servicio que, a querer y no, cubría las necesidades mínimas de una población carente de servicios médicos y hospitalarios institucionales, como lo venía haciendo el Seguro Popular?, para sustituirlo por otro cuyo modelo todavía no está terminado, y por lo tanto arranca con una serie de irregularidades que pone en una condición de vulnerabilidad mayor a la gente más humilde de México.

Ahora bien, ciertamente la bandera de López Obrador ha sido su mentada lucha contra la corrupción, pero cierto es, también, que tanto daño le causa a la sociedad una autoridad corrupta, como una autoridad incompetente y carente de sensibilidad para aceptar sus yerros.

No por nada hay quienes piden ya, en son de guasa, que regresen los corruptos y se vayan los tontejos (una forma muy eufemística de decir pendejos), porque por lo menos en tiempos de los corruptos las consultas médicas, las hospitalizaciones y las cirugías tenían costos acordes a las precarias condiciones económicas de quienes tenían Seguro Popular.

¿Dónde han quedado, pues, esos cientos de miles de millones de pesos que el Gobierno de la Cuarta Transformación ha supuestamente economizado mediante el plan de austeridad y el combate a la corrupción?, pues lo mínimo que se esperaría es que dichos "ahorros" fueran entonces canalizados a programas como el del Insabi.


Y LUEGO LA TÍPICA CORTINA DE HUMO

<img src="https://i2.wp.com/marquesina.mx/wp-content/uploads/2020/01/AMLO3.jpeg?resize=340%2C224&#038;ssl=1" alt="" class="wp-image-275131" width="340" height="224" data-recalc-dims="1" />

Aaaahh, pero por supuesto que junto a la declaración de López Obrador, donde patea el bote hasta diciembre para mejorar los servicios del Insabi, al mismo tiempo vino la muy socorrida cortina de humo con la denuncia de que pacientes con el virus del Sida recibían medicamentos ya fuera del mercado, esto en tiempos del Seguro Popular.

Aquí el asunto no es que pretenda minimizar este aberrante hecho, en el supuesto de que así haya sucedido realmente y que la verdad no dudo que así haya ocurrido, pero sucede también que no existe a la fecha una denuncia formal al respecto de parte de las nuevas autoridades ante una instancia judicial, y mientras no la presenten ni la sustenten en pruebas, el hecho de sacarlo a la luz pública en este momento más me parece un intento por distraer la atención de las denuncias públicas que ya existen en redes sociales donde la gente se queja del mal servicio que ahora reciben el Insabi.

<img src="https://i0.wp.com/marquesina.mx/wp-content/uploads/2019/03/naimc.jpg?resize=275%2C200&#038;ssl=1" alt="" class="wp-image-222177" width="275" height="200" data-recalc-dims="1" />

Igual sucedió, guardadas las proporciones, con la cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México por rumbos de Texcoco, que dizque porque todo aquello era un mar de corrupción, ¿pero qué ha sucedido al respecto desde que echaron abajo ese proyecto y se empecinaron en la construcción de la Central Avionera de Santa Lucía?, pues nada, que no existe ni siquiera una denuncia formal sobre aquellas supuestas raterías, y lo que es más, que las mismas constructoras que antes señalaban de incurrir en actos de corrupción con el inflado de presupuestos, son las mismas con las que están operando en lo que antes fue un aeropuerto militar.

Así pues, que mientras no haya una denuncia formal por esa supuesta dotación de medicamentos caducos o fuera de mercado para pacientes con el virus del Sida, de mi parte este tipo de señalamientos en medios de comunicación no pasarán de ser burdas cortinas de humo cuya finalidad es encubrir la incompetencia del Gobierno de la Cuarta Transformación con la puesta en operación del programa Insabi.


DICIEMBRE SERÁ MÁGICO PARA LA 4T

<img src="https://i1.wp.com/marquesina.mx/wp-content/uploads/2020/01/OQFSXuCk.jpeg?resize=340%2C226&#038;ssl=1" alt="" class="wp-image-275130" width="340" height="226" data-recalc-dims="1" />

Y por cierto, qué curioso está resultando el hecho de que, en diciembre, finalmente todo funcionará de mejor manera en el Gobierno de la 4T.

Porque ya lo dijo también AMLO, en el tema de la inseguridad, que dichos números serán mejores a partir del próximo mes de diciembre, como así se comprometió al sentir los duros embates del periodista Jorge Ramos, quien durante la mañanera del pasado martes volvió a confrontarlo y restregarle en su cara el fracaso de su estrategia contra el crimen organizado.

Según los datos ahí plasmados por Ramos, mismos que fueron tomados del resumen del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante el primer año de gobierno de AMLO se registraron en México 34 mil 579 asesinatos, cifra por encima de los 33 mil 743 del último año del priista Enrique Peña Nieto, y muchos más de las 27 mil 213 muertes violentas ocurridas en el 2011, último año de gobierno del panista Felipe Calderón Hinojosa.

Pues bien, para este caso también AMLO se comprometió a reducir esos números rojos en materia de inseguridad al mes de diciembre próximo, es decir, ya dentro de once meses y cachito, compromiso al cual ahora se suma el tema de mejorar los servicios del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi); ¿le creemos?

Todo indica, pues, que diciembre del 2020 será un mes mágico para la 4T; va a estar dura la chamba.


PERCEPCIÓN DE INSEGURIDAD, A LA ALZA

<img src="https://i0.wp.com/marquesina.mx/wp-content/uploads/2020/01/Alfonzo-durazo2.jpg?w=960&#038;ssl=1" alt="" class="wp-image-275129" data-recalc-dims="1"/>Alfonso Durazo

Y vaya que estará complicada la chamba, sobre todo para el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño que sigue sintiendo ya no digamos lo duro, sino lo tupido por parte de la malandrinada mexicana que parece ser no descansa.

Ayer mismos nos despertamos con las noticias de que en Guanajuato se vivió una jornada violenta de puro terror que dejó como saldo una veintena de muertos, repartidos entre los municipios de Irapuato y Celaya, además del caso del ataque perpetrado por miembros del crimen organizado en contra de un bar en Jiutepec, Morelos, dejando como saldo dos personas muertas y tres más gravemente heridas.

Ni qué decir de los hechos violentos registrados en nuestra Sonora querida, que ahora sería más que nada Sonora herida, donde un día sí, y otro día también, se registran asesinatos a mansalva ya sea en Ciudad Obregón, Guaymas, Empalme y esta capital, particularmente, pero sin que otros municipios como Nogales, Agua Prieta, Caborca, San Luis Río Colorado y Puerto Peñasco dejen de aportar también su dosis de sangre de manera periódica.

Mal, muy mal, pues, pinta el panorama para Durazo Montaño ante este nuevo compromiso que le echó a cuestas el pasado martes el prejidente López Obrador, en el sentido de que para diciembre los números en materia de criminalidad irían a la baja, promesa que, como otras que ya ha hecho el tabasqueño, en lo particular me parecen muy ojonas pa" palomas.

Por lo pronto le dejamos aquí, al oriundo de Bavispe, el más reciente resultado de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana dada a conocer por el Inegi, donde ratifican que sigue en aumento la percepción de la inseguridad en México.

"La percepción de inseguridad en el País aumentó, al pasar de 71.3% en septiembre a 72.9% en diciembre del año pasado", indica en su primer párrafo del comunicado oficial emitido por la misma dependencia gubernamental.

Sin embargo, lo más bizarro es que no obstante estos números negativos impactan indiscutiblemente al secretario Durazo Montaño, a pesar de ello hay todavía quienes insisten en candidatearlo para la gubernatura de Sonora el año próximo.

Ahora sí que, como dicen por mi tierra, están oyendo los truenos, y no se hincan.


CONVOCA CÉLIDA A UNA ALIANZA

<img src="https://i0.wp.com/marquesina.mx/wp-content/uploads/2020/01/Video-Celida.jpg?resize=275%2C200&#038;ssl=1" alt="" class="wp-image-275128" width="275" height="200" data-recalc-dims="1" />Célida López

En el plano local, interesante el mensaje divulgado ayer por la alcaldesa de Hermosillo, Célida Teresa López Cárdenas donde, entre reflexiones y adelantos de lo programado para este 2020, destaca su llamado a hacer una alianza entre autoridades y ciudadanos para superar rezagos históricos.

Imposible, eso sí, que no le diera un rozoncito a las autoridades que en el pasado tomaron malas decisiones, algunas de ellas salpicadas por el fenómeno de la corrupción.

Igual destacó entre sus primeros logros el rescate de servicios como el de la recolección de basura, así como el mejor equipamiento de la policía municipal, además de imponerse como el gran reto del 2020 la cancelación de la concesión del servicio de alumbrado público, contrato heredado bajo condiciones leoninas imposibles de sostener por la actual administración.

En general, la alcaldesa López Cárdenas hizo énfasis en la necesidad de construir los cimientos del Hermosillo que todos queremos, con vialidades en buenas condiciones, con programas de reforestación, con mejor seguridad pública, con infraestructura acorde a los tiempos actuales, con servicios de atención a la gente más vulnerable, etcétera, y de ahí que considerara al 2020 como un año muy importante para esta capital.

Hasta luego

PD.- Paren la rotativa, nos confirman que el ex senador y fuerte aspirante a la gubernatura de Sonora en el 2021, Ernesto "el Borrego" Gándara Camou, sí asistirá al festejo de Abelandia; lo hará el sábado por ahí del mediodía.

Ya dejen de comerse las uñas.

COMENTARIOS