[email protected]


El presidente, Andrés Manuel López Obrador, logró consolidar su triunfo electoral del año 2018, derivado del hartazgo social y de la ilusión de un cambio real y de fondo en México.

Los mexicanos están cansados del "compadrazgo", el "amiguismo", "los moches", el 15 o el 20% de cuota para la asignación de obra pública, los contratos a modo, las facturas de empresas ficticias, los tratos en lo "oscurito" y hasta los bonos especiales de fin de año.


El discurso y la política pública de un cambio real en México es importante, pero esta se desvanece, cuando sus correligionarios del Presidente no comparten de fondo, esta nueva forma dirigir al país, en donde la austeridad y el combate a la corrupción ha sido su bandera principal.


En Mexicali, hace un par de días, un "grupo" de regidores del partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y algunos de sus aliados, realizaron una singular petición de la alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar Ávila Olmeda, a través de un funcionario de la Tesorería Municipal.


En el marco de la revisión del presupuesto del año 2020, los regidores involucrados en este caso, realizaron una petición formal, en donde la solicitud fue la obtención de más de 80 mil, supuestamente para la contratación de asesores externos que les ayudaran a revisar el presupuesto.


Claro la intensión, era otra.


La respuesta de la Presidenta Municipal fue clara y contundente, no hay recursos para bonos especiales o ¨asesores¨ de último minuto.


Tras verse exhibidos públicamente, los promoventes de esta solicitud, a toda costa están tratando que sus nombres no salgan a la ¨luz¨ pública y desacreditar las versiones periodísticas que revelaron este caso.


Actualmente, los regidores de Mexicali obtienen un sueldo de 44 mil pesos y administran 60 mil pesos más de sus asesores, otros 60 mil pesos de gasto social y además reciben al menos siete mil pesos de gasolina, o sea, que un regidor cachanilla administra al mes, 171 mil pesos, y aparte tenían la pretensión de obtener 100 mil pesos más para fin de año.


¿Usted qué opina al respecto?


Pero el caso termina aquí, ahora los regidores promoventes de este bono especial, pretenden redimirse y buscan a toda costa conocer, quién otorgó detalles de la ¨famosa¨ petición a la prensa.


La ¨psicosis¨ de los regidores ha llegada a tal grado, que están exigiendo la ¨cabeza¨ de un funcionario de la Tesorería Municipal, quienes ellos presumen fue el ¨sapo¨.


No descarte, que, en los próximos días, algún funcionario de la Tesorería Municipal, presente su ¨renuncia¨ por ¨problemas personales¨.


No vaya a decir que lo leyó aquí, porque probablemente de van a decir que es una "fakenews", un grupo de concejales están preparando una propuesta para un posible incremento de sueldo, ya sea en forma directa a su salario, o a través de la figura de sus asesores.


Los regidores en vez de estar realizando actividades de ¨policía chino¨ deberían ayudar a la alcaldesa, Marina del Pilar, a sacar el proyecto del 23 Ayuntamiento adelante, y dejarse de ¨grillas¨ insanas.


En todo este marco de transparencia y rendición de cuentas, porque los regidores de Morena no le rinden cuentas a la sociedad e informan cuántos tienen en su nómina, a sus esposas, esposos, hijos o hasta tíos.


Inmoral o antiético, en ese dilema no nos meteremos, la sociedad tendrá su propia opinión.


 Hay que tener claro, el objetivo principal y único, es Mexicali y los cachanillas.


En ocho palabras: ¿Qué está pasando en la Secretaría de Bienestar?


Pd. ¿También en la Oficialía Mayor?

COMENTARIOS