Battle on middle east for Eagle Warriors

ENCUENTRO29.COM




TIJUANA, B.C.- En represalia por renunciar al PRI y haberse negarse a hacer campaña a favor del candidato de ese partido a la gubernatura del Estado, Enrique Acosta Fregoso, la alcaldesa de Tecate, Nereida Fuentes González, cesó de manera fulminante al director del Instituto Municipal del Deporte de Tecate, Dr. Luis Alonso Limón.

En conferencia de prensa ofrecida este miércoles, el ahora exfuncionario municipal, señaló ante la gravedad de los hechos, presentó ayer mismo sendas denuncias ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales.

Limón acusó directamente a la alcaldesa Fuentes y el secretario del Ayuntamiento, Magdaleno Montiel Blancas, como quienes en un afán revanchista y vulnerando sus derechos, le pidieron renunciar de manera inmediata al cargo que venía ostentando desde inicio de la actual administración municipal.

El exfuncionario denunció haber sido cesado de su cargo al día siguiente de renunciar a su militancia en el PRI y haberse negado a realizar proselitismo público en favor del candidato de ese partido a la gubernatura del Estado, Enrique Acosta Fregoso.

"Al día siguiente de haber renunciado al PRI y haber hecho acto de presencia en una reunión con el Ing. Jaime Bonilla, candidato de Morena, en la que solo hizo acto de presencia sin hace uso de la voz, me exigieron pronunciarme públicamente en favor Enrique Acosta.

A raíz de este hecho, precisó,  el C. Magdaleno Montiel Blancas, mi superior jerárquico en el ayuntamiento de Tecate, me trasmitió el día 27 de mayo la orden de convocar una conferencia de prensa para manifestar apoyo total al candidato Enrique Acosta Fregoso, en virtud de que el actual ayuntamiento de Tecate es priista. Adicionalmente me advirtió que, de no estar dispuesto a acatar esa orden, me exigía que entregara mi renuncia.

"Al negarme a hacerlo fui destituido del cargo que ocupaba desde 2016", señaló.

 

Limón manifestó ser un ciudadano libre con derechos políticos y electorales, los cuales no pueden ser vulnerados por una autoridad que debiera atender sus compromisos ante la ciudadanía antes que sus intereses partidistas

 

COMENTARIOS