Battle on middle east for Eagle Warriors

ENCUENTRO29.COM



SSSSSSSS…  Lástima de vidas que se pierden por la tozudez de hacer lo que está catalogado como peligroo; es una pena que se pierdan vidas por los vicios y otras por dedicarse las personas a los negocios de alto riesgo. Sin duda.  Suficientes vidas se truncan por causas naturales, por desequilibrios en la salud, como para encima de ello, la gente se busque su propio daño y el que le producen a sus cercanos con sus desgracias. Más allá de si la Semana Santa fue "blanca" o "roja", que ese análisis siempre tiene muchos asegunes, es verdaderamente triste que en estos momentos haya más de tres familias en la total 


SSSSSSSS…  Lástima de vidas que se pierden por la tozudez de hacer lo que está catalogado como peligroo; es una pena que se pierdan vidas por los vicios y otras por dedicarse las personas a los negocios de alto riesgo. Sin duda. 

Suficientes vidas se truncan por causas naturales, por desequilibrios en la salud, como para encima de ello, la gente se busque su propio daño y el que le producen a sus cercanos con sus desgracias.

Más allá de si la Semana Santa fue "blanca" o "roja", que ese análisis siempre tiene muchos asegunes, es verdaderamente triste que en estos momentos haya más de tres familias en la total incertidumbre sobre si los restos calcinados de las cinco personas que perdieron la vida la madrugada de ayer lunes en la carretera Hermosillo- Bahía de Kino pertenecen o no a alguno de sus seres queridos como tienen ellos la sospecha.

Es imposible identificar a las víctimas del fatal encontronazo ocurrido en el kilómetro 80+800 de "la otra carretera de la muerte" que ha costado la vida ya de cientos de hermosillenses, de lo calcinado que quedaron os cuerpos de esas dos mujeres y tres hombres que murieron en el fatal accidente.

¿Que esta desgracia alertará a los paseantes para los que aún no se terminan las vacaciones? Por supuesto que no; para nada. 

Allá en los balnearios aún se encuentran personas de todas las edades pensando que a ellos no les va a pasar nada; que pueden beber alcohol y manejar perfecto o emborracharse y comer abundante para después meterse al mar. Nada les puede destruir.

Y pensar de esa manera no es privativo de personas jóvenes o adultas que viven en comunidades con las características como la nuestra. Sucede en países altamente desarrollados, modernos y que tienen a la mano tecnología de punta. Y hasta cultos.

Hace algunas décadas, muchos niños y jóvenes hermosillenses perdieron la vida en la laguna que se formaba con filtraciones del vaso de la presa "Abelardo L. Rodríguez" conocida como "La Sauceda".

¿Sirvieron en aquel tiempo las advertencias, las  prohibiciones, los alertas? No. Murieron ahogados una infinidad de muchachos hasta que aquello se secó.

¿Cuántos años tiene la comunidad hermosillense pidiendo, exigiendo, demandando e incluso implorando por una carretera Hermosillo-Bahía Kino que verdaderamente valga la pena? 

Toda la vida.

Y lo más que se ha logrado en la historia, después de que la pavimentaron, es la ampliación de la zona de acotamiento, que ahora utilizan los conductores como un pretendido doble carril (y no en toda la carretera, por cierto).

Pero, supongamos por un momento que los agricultores que hicieron sus fortunas explotando las riquezas de las tierras de cultivo localizadas en la Costa de Hermosillo -y construyeron a partir de esos afanes sus aristocráticos apellidos regionales- se hubieran propuesto a lo largo de la historia, en un esfuerzo conjunto con los sucesivos gobiernos estatales y federales construir una súper carretera y que además Bahía de Kino fuera ya gracias a una visión en grande de inversionistas locales, un punto importante en el mapa turístico de México, ¿Cree Usted que se evitarían accidentes tan dolorosos y lamentables como el ocurrido la madrugada de este lunes 22 de abril del 2019 y tantos otros que han enlutado a incontables familias hermosilenses? 

La respuesta es no. Nada evitará jamás esas tragedias, desgraciadamente. 

Las personas estamos atadas a costumbres, a vicios, a aficiones que ponen en riesgo nuestra vidas y las de los demás, que por lo general que no tienen vela en el entierro. 

Y por ello que ocurran estas tragedias es desalentador para los gobiernos que se en verdad se esmeran por reforzar la prevención de los accidentes y que como nunca han ampliado el abanico de posibilidades de apoyo a los paseantes en la temporadas de más alta afluencia de visitantes a los distintos destinos turísticos de nuestro estado.

Pero no pueden cejar en su intento de hacer cada vez mejor las cosas en ese renglón de la prevención.

Celebramos, pues, los enormes esfuerzos del Gobierno del Estado, de los Ayuntamientos, del Gobierno Federal e instituciones como la Cruz Roja por el trabajo que despliegan en Sonora los más de 2,800 elementos para salvaguardar hasta donde les es humanamente posible la seguridad de quienes acuden a los centros turísticos y están vigilantes además en la ciudad.

Gracias a ellos, más de un millón 500 mil personas que se movilizaron a todos los puntos turísticos de nuestra entidad en esta Semana Santa, han regresado en su totalidad sanos y salvos y de seguro a los que aún andan en la fiesta les irá bien  en este período de La Pascua, o Semana Diabla. 

Basta con consultar las estadísticas oficiales sobre la afluencia de visitantes a las palayas, a los pueblos y de los que se quedan a disfrutar de la relativa calma de las ciudades importantes, para entender que son muchas más las personas a resguardo de esos "héroes anónimos", los que NO descansan y los que sacrifican sus vacaciones y las de sus familias, para cuidar a los demás.

Quien niegue lo anterior y subraye sólo las cinco o las nueve muertes –muy lamentables, desde luego- de quienes desoyeron las recomendaciones, simple y sencillamente no quiere reconocer los esfuerzos de las instituciones de estos tiempos nunca antes vistos, en un operativo de gran envergadura como el que vimos y que continuará esta Semana Diabla.

Y así como para algunos esas 9 muertes empañan todo el operativo, también es cierto e irrefutable que  cientos de miles volvieron y habrán de retornar con bien a sus hogares, gracias a este operativo; pero sobre todo a que así decidieron ellos que deberían ser las cosas. Ese es el camino que unos y otros eligieron.

Porque hay quienes ni a la mismísima figura central a la que se invoca en este período vacacional, le harían caso quienes creen que a ellos no les pasará nada.          

SSSSSSSS… Los veracruzanos y millones de mexicanos se le fueron encima al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien estando aún tibios los cuerpos masacrados de las 14 personas asesinadas por sicarios en Minatitlán, durante los festejos de un aniversario más de la invasión norteamericana en 1914 a ese puerto. 

Se le ocurrió decir que el debate nacional es sobre si España debe pedir perdón a México por los excesos cometidos desde 1519, cuando Hernán Cortés llegó a las playas de lo que hoy se conoce como Veracruz.

Pero no es así. 

El debate nacional que sostienen desde hace meses los mexicanos -que no son "chairos" ni "pejezombies" - es hasta cuándo habremos de esperar para que se detenga la inseguridad rampante que hay a lo largo y ancho de todo el país, cuando él prometió una solución pronta y de fondo.

Acorralado, dijo ayer lunes en su  rutinaria conferencia de prensa que habrá resultados manifiestos "en sólo seis meses", lo cual es temerario e irresponsable para él mismo y compromete sin necesidad a uno de sus brazos derechos, como lo es el Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, el sonorense más encumbrado en el gabinete de la Cuarta Transformación.

Nos hizo recordar López Obrador al boquiflojo de Vicente Fox, cuando aseguró que en 15 minutos arreglaría el tema de Chiapas, seguramente pensando que todo era cuestión de hablar con el líder del movimiento zapatista y listo. 

Pues será el sereno; pero los veracruzanos le exigen a AMLO -y no a su gobernador-, que resuelva el caso Minatitlán en los siguientes días. 

Hoy martes se cumplen 96 horas y hasta anoche no había noticias de arrestos de ningún presunto responsable de esa matanza. Y contando.

¿De dónde saca entonces AMLO que el debate nacional es sobre si España debe pedir perdón a México por los abusos cometidos durante la Conquista contra los pueblos originarios? 

SSSSSSSS… Donde las cosas seguirán estando caldeadas es por el rumbo de Bácum, cuyo alcalde Rogelio Aboyte Limón. Purga una condena de 18 meses de prisión en los Estados Unidos por falsificar documentos e intentar cruzar la frontera con ellos.

Y decimos que las cosas seguirán igual, o peor, porque el seguro sucesor de Aboyte Limón es el actual presidente municipal interino, su personero Francisco Villanueva Gaxiola, a quien aprobó el Cabildo bacumense y que ya solo falta que lo "palomee" la 62 Legislatura, en cosa de unos días, si no es que hoy mismo queda resuelto ese asunto.

Es muy fácil entenderle a esto. Simplemente Rogelio Aboyte llegó a la candidatura tras arreglarse con el que se tenía que arreglar, sin importar que tuviera negros antecedentes; eso es lo de menos. Total, MORENA en el estado y a nivel nacional es un mazacote donde se revolvieron toda clase de sujetos y en la selección de los candidatos lo que menos importó en muchos de los casos fue la solvencia moral a la que están obligados a observar los partidos políticos.

El caso es que si en Bácum hay negocios "non sanctos" a los que de momento no puede atender Rogelio, pues ahí está su empleado para hacerle frente a la situación, mientras el Jefe sale del bote.    

COMENTARIOS