Battle on middle east for Eagle Warriors

ENCUENTRO29.COM



Por Dulce Olvera

SinEmbargo

Los pronósticos para las elecciones estatales de este verano no favorecen al Partido Acción Nacional. De los diez estados que gobierna, académicos y encuestas prevén que pierda Puebla y Baja California, sus últimos bastiones además de Guanajuato.

En Puebla, con el fin del morenovallismo señalado de represión, se apagó el blanquiazul local. En Baja California, la relación de Francisco "Kiko" Vega con la cervecera, las acusaciones por presunta corrupción y las finanzas en rojos terminaron de desencantar a la ciudadanía que por 30 años votó por el panismo.

Ciudad de México, 9 de febrero (SinEmbargo).– Los ciudadanos de Puebla y Baja California, hastiados del bipartidismo y contagiados por la ola morenista registrada desde 2018, botarán al Partido Acción Nacional (PAN) tras años de tradición política blanquiazul, estimaron politólogos y encuestas a cuatro meses de las elecciones del 2 de junio para Gobernador y otros cargos locales.

Con la alternancia prevista sólo le quedaría un bastión: Guanajuato, administrado por Diego Sinhué Rodríguez. Las otras entidades que gobierna, aunque no de manera consecutiva, son Baja California Sur (Carlos Mendoza Davis); Chihuahua (Javier Corral Jurado); Tamaulipas (Francisco Cabeza de Vaca); Durango (José Rosas Aispuro); Nayarit (Antonio Echevarría García); Aguascalientes (Martín Orozco Sandoval); y Querétaro (Francisco Domínguez Servién).

Los grupos panistas tanto del morenovallismo en Puebla como de Francisco "Kiko" Vega de la Madrid en el norte están "desmoronados", divididos y sin precandidatos claros ni muchos menos con la fuerza para ganarle al partido de Andrés Manuel López Obrador, que tiene en sus filas locales a algunos chapulines ex priistas o ex perredistas, expusieron los académicos.

En el caso del PAN en Puebla, "ha iniciado un proceso de descomposición del morenovallismo que de facto se está llevando al PAN en la crisis política. El morenovallismo siempre fue un grupo que asaltó y controló al partido, y terminó por expulsar o mandar a la periferia a los panistas tradicionales", explicó Juan Luis Hernández Avendaño, politólogo de la Universidad Iberoamericana, campus Puebla.

Y en Baja California, "lejos de la aureola que tenía Acción Nacional de gobiernos honestos, para la sociedad baja californiana la percepción es que eran tan corruptos como los gobiernos del PRI. La gota que derramó el vaso fue este último gobierno que se va entre acusaciones muy fuertes de corrupción y mal gobierno", planteó Víctor Espinoza, politólogo del Colegio de la Frontera Norte (Colef).

 

En el caso del PAN en Puebla, "ha iniciado un proceso de descomposición del morenovallismo que de facto se está llevando al PAN en la crisis política. El morenovallismo siempre fue un grupo que asaltó y controló al partido, y terminó por expulsar o mandar a la periferia a los panistas tradicionales", explicó Juan Luis Hernández Avendaño, politólogo de la Universidad Iberoamericana, campus Puebla.

 

"El morenovallista nunca fue panista. Es una buena oportunidad para los panistas tradicionales para recuperar al partido y activarlo en el estado. Pero, al igual que el PAN a nivel nacional, apenas están despertando".


ARTÍCULO COMPLETO: https://www.sinembargo.mx/09-02-2019/3532155

 

COMENTARIOS