full screen background image
Búsqueda
lunes 24 de septiembre del 2018
  • :
  • :

Just another WordPress site

Director:Fernando Ruiz del Castillo
Director Editorial:Hugo Ruvalcaba Valladares
Editor General:Iván F. Ruiz Preciado
Dolar en Venta:
Clima en Méxicali

PANISTAS REPARTEN CULPAS; LLAMAN A RENOVAR DIRIGENCIA; QUIEREN FUERA A ANAYA Y ZEPEDA





CIUDAD DE MÉXICO (ADN Político) -

Frente a los peores resultados obtenidos los últimos 24 años en una elección presidencial, en el Partido Acción Nacional (PAN) ya comenzó el reparto de culpas.

El computo distrital de la elección del 1 de julio, confirmó que el excandidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya, únicamente ganó en el histórico bastión panista de Guanajuato y que incluso hubo 12 estados, en que lo superó su contrincante del PRI, José Antonio Meade.

Ante los resultados, algunos panistas culpan a Anaya de ser el principal responsable de la derrota histórica al acusarlo de causar una honda división del partido, pero otros opinan que también hubo miembros del partido que traicionaron y en lugar de sumar, restaron.

Apenas unas horas antes de la elección circulaba un video de una reunión en la que Anaya convocó a colaboradores cercanos a luchar por el control del partido. Ahora, grupos al interior exigen públicamente una "urgente" renovación de la dirigencia del PAN.

Anaya, principal responsable de la derrota

El senador Francisco Búrquez lo advirtió antes de la elección: el PAN estaba destinado a la derrota por la forma en que Ricardo Anaya se hizo de la candidatura y enfocaba su campaña.

Entrevistado vía telefónica después de la elección, Búrquez Valenzuela señaló al excandidato presidencial como el principal responsable de la debacle de Acción Nacional y diagnosticó que el partido está al borde de la muerte.

"Anaya claro que tuvo responsabilidad porque, sobre todo, demostró quién era cuando fue dirigente del PAN. (Si) no transformó al PAN, sino que siguió administrando un proceso de deterioro, menos iba a transformar al país. No había congruencia, pero además, sus propuestas estaban totalmente alejadas del espíritu de los fundadores", criticó.

El senador panista reconoció que, como militante, Anaya Cortés tiene derecho a buscar mantenerse al frente del PAN, pero consideró que no tiene la calidad moral. Lo mismo opinó de los seis gobernadores panistas que el miércoles pasado, en una serie de tuits, exigieron la "urgente renovación" de la dirigencia, que actualmente ocupa Damián Zepeda.

"Los que se andan peleando por el cascarón no tienen la calidad moral ni el interés de defender un proyecto transformador en beneficio de México. Los gobernadores que salieron en grupo andan llevando agua a su molino, y la mayor parte de ellos, son priistas. Esos que aparecen en la foto, se la jugaron con (José Antonio) Meade. Son íntimos de Meade", acusó.

Para Búrquez, el único cuadro que puede intentar cambiar el rumbo de Acción Nacional es el senador Ernesto Ruffo, quien ha manifestado su interés por dirigir al partido. Los demás, indicó, solo buscan mantener el control para "negociar migajas".

Te puede interesar: Tras la derrota de Anaya, seis góbers panistas exigen renovar la dirigencia

Grupo de Calderón traicionó

En contraste con Búrquez, el propio Ernesto Ruffo y la senadora Marcela Torres Peimbert —quienes colaboraron en la campaña de Anaya— salieron en defensa del excandidato, al asegurar que no es el único responsable del desastre panista del 1 de julio.

"Sí, no le fue bien a Acción Nacional, pero no le fue bien a ningún otro partido político. Entonces, no es un asunto particular que haya sido por la actuación de Ricardo Anaya la derrota de Acción Nacional. Esto fue un asunto generalizado. Cada quién tiene una parte de la responsabilidad, tampoco se puede exonerar totalmente", consideró Ruffo.

En la votación presidencial de 2018, solo con la marca del PAN, Anaya consiguió 8.1 millones de votos que apenas representan el 17.8% de los 55.4 millones de ciudadanos que acudieron a votar, su peor porcentaje en las últimas tres décadas.

Ruffo Appel acusó que el grupo político que representa el expresidente Felipe Calderón al interior del partido, incluidos los seis gobernadores que días antes de las votaciones firmaron un desplegado para ofrecer colaborar con quien resultara electo presidente, no hicieron su parte para abonar en una campaña exitosa.

"Yo he platicado con muchísima gente del PRI y me han expresado de manera informal que, efectivamente, hay un pacto (entre Calderón y el PRI)", acusó, al señalar que en esta campaña algunos panistas operaron a favor de Meade y deben ser expulsados.

La semana pasada el senador, se destapó como uno de los panistas que quieren dirigir a la partido y llamó a que el póximo líder panista sea electo por una convención de delegados.

Torres Peimbert, en cambio, opinó que las expulsiones no son la vía y que todas las voces deben ser escuchadas en este momento.

"Los gobernadores tienen su opinión, tienen derecho a ella y tienen derecho a hacérnosla saber, así como la militancia", indicó.

La senadora minimizó los resultados entregados por Anaya en la elección presidencial.

"Estamos en segundo lugar. No le fallamos al PAN", sentenció.



Nuestros Lectores opinan:


 



Comentar

Video

Galerías

Encuesta

¿Estas de acuerdo o en contra del servicio de Uber en Mexicali?
A favor
En contra
No me interesa


Ver resultados