por LOPEZEME

Todas mis hermanas cuentan que solamente tuvieron un novio y que llegaron vírgenes al matrimonio.
Yo tengo otras cifras....
Nuestros 12 diputados mano fácil, cuentan que le hicieron un gran favor a Baja California y que salvaron al estado renovando la deuda pública. Además juran y perjuran que su legislativo proceder fue por amor, que no hubo dinero que cambiara de manos como motivación, que si abollaron el protocolo, la ley y la inteligencia de los ciudadanos, fue por orgullo, no por billullo.
Yo tengo otras cifras.
Los marinos que le dieron vuelo al gatillo en San Felipe al detener a los totoaberos sorprendidos con las manos en el buche, cuentan que solo soltaron un tiro, y que fue por accidente.
Yo tengo otras cifras.
Los ilusos alcaldes y diputados bajacalifornianos que piensan inaugurar la etapa nacional de las reelecciones con un histórico triunfo, están confiados en que la victoria será más fácil que encuerar a una borracha.
Yo tengo otras cifras.
Escudarse en Las Otras Cifras puede zafar de la crítica social a quien mintió, como mis hermanas; a quien metió la pata, como mis hermanas, los marinos y los diputados; a quien incumplió con la responsabilidad porque de plano no puede con ella, como los ilusos alcaldes y diputados. Puede zafarlos de las críticas y reclamos, decía, pero solo momentáneamente.
La terca realidad puede ser maquillada, manipulada o distorsionada, pero cuando finalmente queda expuesta, a las críticas y reclamos se suma la venganza, que generalmente tiene cara de voto en contra.
Yo tengo esas cifras, las tomé de la última elección…

COMENTARIOS