Francisco Javier Ruiz Quirrín 


NOMÁS NO encuentran la cuadratura al círculo los mandamases en Sonora de los otrora dos más importantes partidos políticos, el PAN y el PRI.
Y es que MORENA les pegó tan duro en los comicios del 2018, que no han podido recuperarse del tremendo "knock out" que los dejó fuera de combate.
El Partido Acción Nacional, en forma desesperada, trata de regresar su rostro ante la sociedad haciendo encuestas ridículas con preguntas tales como, "¿Le gustaría a usted pagar más por la gasolina?".
Sabedor de que está totalmente fuera de orden, el dirigente de ese partido, Ernesto Munro, aprovechó una reunión con militantes de su partido para buscar a Guillermo Padrés Elías y pedirle arengue a la gente "para tratar de levantarles el ánimo".
Lo único que logró  Munro fue decirle a la opinión pública que el jefe del PAN, ahora, es el exgobernador que dejó la cárcel hace unas cuantas semanas.
Eso sí, la cachetada con guante azul que propinaron a las autoridades ministeriales y judiciales sonorenses la dieron bien, porque es a éstas a quienes comprometen y exhiben con su incapacidad con ese tipo de travesuras al reaparecer cínicamente, como si no hubiesen sido condenados por Juan Pueblo por sus terribles excesos cuando estaban en palacio de gobierno.
Pero aparte de reconfirmar que Padrés tiene en el PAN a una de sus armas en busca de venganza, la pregunta sería: ¿Tienen algún candidato serio que busque la gubernatura el 2021?
Y por más vueltas que le damos, no damos con nadie, excepto con el nombre de Antonio Astiazarán, quien por cierto no es militante panista.
En el caso del PRI, ya de plano se duda que esté en búsqueda de algún candidato para buscar repetir en palacio de gobierno.
El único nombre que encontramos, con buena imagen y posibilidades reales de ganar al "monstruo" que lleva por nombre "MORENA", es el popular "borrego", Ernesto Gándara Camou.
Sin embargo, -ya lo hemos comentado-, difícilmente van a caminar juntos este Gándara y la Gobernadora, o muy difícil que una opinión muy pesada aún en el PRI como es la de Manlio Fabio Beltrones, acepte a Ernesto.
Es más, Ernesto tampoco los acepta.
Sería mucho más fácil que el hijo de don César Gándara fuese abanderado de una coalición de partidos, en donde podría admitirse al PRI, si éste lo solicita.
Total, el PRI y el PAN no tienen candidato rumbo al 2021. La pregunta que habría que respondernos es si tienen tiempo aún para generar y promover a algún aspirante.
Esta pregunta se ha hecho a varios destacados personajes y analistas de la localidad y la respuesta es la misma: "Ya no hay tiempo".
¿Qué procederá entonces con estos protagonistas que aún sienten que se les mueve el piso luego del sismo y el "tsunami" de MORENA en el 2018?
Algo harán.
Mientras tanto, Alfonso Durazo Montaño cabalga en "caballo de hacienda" rumbo a la candidatura morenista.
Le será fácil deshacerse de Ana Gabriela Guevara. Lilly Téllez ya ha reiterado su deseo de continuar en un escaño en el Senado y Célida López Cárdenas se la está jugando cien por ciento con el poderoso secretario de seguridad pública y protección ciudadana.
TENEMOS a la vuelta de la esquina la Semana Mayor… La Semana Santa es aprovechada por muchos (hasta por los sindicalizados de la UniSon) para descansar, hacer un paréntesis del ajetreo diario y desde luego, es una espléndida oportunidad para la reflexión… Un paréntesis en el camino… Bueno, pues estas conclusiones respecto al ya no tan lejano 2021, podrían ser tomadas como temas a plantearse, replantearse y hasta debatirse… Y es que los escenarios han cambiado 180 grados… Las celebridades frustradas porque en su momento el PAN o el PRI no les favorecieron con candidaturas, ven en el camino "independiente" un buen sendero para llegar, si no es que preferirían ser invitados por MORENA, que está convertido, hoy por hoy, en el PRI de la década de los sesentas y setentas… ¿Alguien lo duda?

COMENTARIOS