por: Marcelo Beyliss
Plaza Zaragoza

LLEGA INFORMACIÓN A ESTE ESPACIO en el sentido de que el Comisario de Seguridad Pública de Hermosillo, Luis Alberto Campa Lastra se encuentra en capilla. Nos dicen que la Alcaldesa, Célida López Cárdenas ya no lo quiere en el cargo pero no lo ha cambiado porque no ha encontrado. La edil ha solicitado apoyo a sus operadores políticos y aliados a detectar al relevo de Campa Lastra. Según la versión que hemos escuchado, la principal decepción de la Presidenta Municipal es porque los índices delictivos no logran ser reducidos. Los robos, los delitos relacionados con el consumo de cristal y los asaltos siguen golpeando a los habitantes de esta ciud

Campa Lastra no ha ofrecido una estrategia clara para abatir dichos índices, se comenta.
DICEN EN PASILLOS del Palacio Municipal que Campa Lastra estuvo a punto de salvarse de la "guillotina", pero la Semana Santa no resultó nada blanca.
Todo iba bien en Hermosillo. No se habían presentado accidentes graves, mucho menos víctimas fatales en percances.
En los diferentes destinos la Policía Municipal tenía las cosas bajo control. Todo mundo divirtiéndose con saldo blanco.
Hasta Célida López, desde quién sabe qué lugar del mundo donde se encontraba de vacaciones convocó, vía twitter, a un concurso de la mejor fotografía del atardecer; inclusive hasta dinero ofreció a los concursantes.
Pero su Policía Municipal se confió y retiró una guardia 90 minutos antes de la tragedia.
Sí, esa rúa que era estrictamente vigilada para evitar que automovilistas viajaran en estado de ebriedad y que excedieran la velocidad, fue escenario de un fatal accidente en el que murieron cinco personas.
De haber extendido la guardia, es decir, si Campa Lastra hubiera ordenado que se ampliara el tiempo de vigilancia, muy probablemente esta fatalidad no se hubiera registrado.
Fue un accidente. La culpable fue la imprudencia, no sé de qué conductor, pero ese fue el factor, no hay discusión.
Sin embargo, el Ayuntamiento que preside Célida López tenía todo listo para emprender una campaña de toda una semana de agradecimiento a las corporaciones de policía y a la sociedad civil por haber logrado el saldo blanco.
Célida López necesitaba ese logro de su policía, corporación que en el combate a la delincuencia ha sido un fracaso. Pero no lo obtuvo.
Para ella el responsable de no haber cumplido ese objetivo es nada menos que Campa Lastra.
Por ello, nos dicen, se ha reactivado la búsqueda de un reemplazo, un nuevo Comisario que venga a implementar programas más eficientes.
Veremos si lo consiguen y si el nuevo por fin lo logra.
DESDE EL KIOSKO
Cuenta regresiva a todo lo que da para tener en Hermosillo unidades nuevas de transporte urbano. El 30 de abril las nuevas empresas deben contar con 50 nuevos camiones. Aunque no hay que perder de vista que el presidente de una de estas empresas, de nombre, Jesús Padilla Zenteno, de Administración Corporativa de Hermosillo, SA de CV, advirtió que por haberse atravesado Semana Santa no era seguro que las nuevas unidades estuvieran aquí en tiempo y forma.