Lo que no debes hacer después del sexo

Por: Internet / La Silla Rota Día de publicación: 2017-03-04 /


Cosas que parecen inofensivas pueden causar infecciones, sobre todo en mujeres.

Al tener sexo, experimentamos una gran sensación de placer, sentimos que el tiempo no existe y deseamos que ese momento no se acabe nunca, por lo que al terminar no queremos ni movernos de la cama para disfrutar el momento al máximo.

 

Sin embargo, quedarse un buen rato en la cama o hacer otras cosas que consideramos inofensivas, pueden ser perjudiciales para las partes íntimas, sobre todo la de las mujeres, ya que se puede presentar unainfección vaginal.

 

Por ello, a continuación te decimos las cinco cosas que jamás debes hacer al terminar el sexo para que no tengas ningún malestar.

 

No ir al baño

 

En el momento que el pene entra a la vagina, las bacterias comienzan a circular libremente y se almacenan para formar una infección.

“Debido al hinchazón y las microabrasiones que sufre durante el coito, la piel de la vagina está especialmente sensible y propensa a infecciones”, explica la ginecóloga Leslie Page.

 

Para eliminarlas, sólo basta con orinar después del sexo y limpiar perfectamente.

 

Enjabonar los genitales

 

Es común que las mujeres se metan a bañar para enjabonarse y así limpiar adecuadamente. El problema es que muchas se lavan incluso por dentro, lo que es innecesario además de peligroso porque puede causar irritación y sequedad.

“La vagina es un órgano de autolimpieza, y necesita ser tratada de forma muy delicada. Piensa que si no lo pondrías en tu boca, tampoco tendrías que hacerlo en tu vagina”,  menciona Page.

 

Dormir con ropa interior

 

Lo mejor después de terminar de tener sexo es dormir desnuda o con ropa interior de algodón, no de nylon, poliéster o el rayón porque no permiten la transpiración.

 

“Después del sexo, tu piel suele estar irritada y húmeda, debido a la transpiración, la secreciones vaginales y el semen”, señala Page.

 

El ginecólogo Robert Wool, indica que en ese momento lo que necesita la vagina es airarse.

 

“El tejido sintético atrapa la humedad y con ello, se corre el riesgo de una infección”, dice.

 

Meterte a una tina de hidromasaje

 

A pesar de que estar en la tina después de tener sexo pueda parecer romántica y relajante, no es lo más recomendado para tu salud.

 

“Cuando tu vulva se hincha debido a la estimulación sexual, significa que tu vagina está abierta y por tanto, más predispuesta a sufrir infecciones”, asegura Page.

 

Utilizar toallas húmedas desechables

 

Las toallitas que ayudan a mantener una buena higiene intima, no son las más recomendadas después de tener sexo porque pueden causar irritación, hinchazón, enrojecimiento, picor y dolor.

 

Si quieres limpiarte, lo mejor es utilizar una toalla suave mojada con agua tibia y vinagre.

 

“El vinagre limpia y ayuda a mantener la acidez natural de la piel”, concluye Page.

 




Artículos relacionados

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota